Hoy voy a compartir contigo 3 preguntas que te permitirán valorar cuál es tu grado de dependencia con el mundo del trading y de las apuestas. Si respondes honestamente a estas cuestiones marcarás un antes y un después en tu vida. Recuerda que tú puedes generar tu propio punto de inflexión en este mismo momento. No importa en qué situación te encuentres ni lo que te haya sucedido hasta ahora (el dinero que hayas perdido, los años que lleves intentándolo,…), puedes ponerle freno a tu declive cuanto antes y arrancar un nuevo proyecto de vida más próspero y saludable para ti y los tuyos.

Soy consciente de que vivir del trading y/o las apuestas es un caramelito muy sabroso. Yo llevé a cabo multitud de actos insensatos con la idea de lograr tal fin. En mis años como trader y apostador realicé muchos intentos fallidos, lo único que conseguí fue quedarme casi sin ahorros y con la autoestima por los suelos. Mi deseo por aumentar mi dinero rápidamente me empujó a cometer auténticas atrocidades.

RECUERDO UNA EXPERIENCIA QUE VIVÍ HACE CASI UNA DÉCADA Y QUE SIEMPRE TENDRÉ PRESENTE…

En aquel entonces yo ya sabía mucho sobre los mercados cotizados y contaba con un sistema de trading con una clara ventaja a mi favor (o al menos eso es lo que creía en aquel momento). Abrí una cuenta de trading con 10.000 euros y en los 3 primeros días ya iba ganado 1.742 euros. ¡Un sueldo bien digno en tan sólo 3 días! ¿Cuánto sería capaz de conseguir a este ritmo en apenas un año? Tirando por lo bajo unos 80.000 euros. <<¡Lo que me merezco!>> pensé. Había dedicado muchos años de mi vida a aprender sobre trading, no podía esperar menos.

Sin embargo, las cosas no funcionan así, la vida no funciona así. Había descuidado algo muy importante, de hecho lo más importante. Estaba participando en un negocio en el que la probabilidad de éxito está claramente a favor de los creadores, no de los pequeños participantes como tú y como yo. Al acabar el cuarto día de trading mi cuenta se encontraba por debajo de los 10.000 euros, y el quinto día firmé mi sentencia de ruina. Hice descender mi capital por debajo de los 9.000 euros. La semana siguiente el saldo de mi cuenta de trading ya rondaba los 5.000 euros. Y mejor no te cuento cómo acabo esta historia pocas semanas después para no deprimirte… ¡Esto es lo que pasa en este tipo de negocios!

Esta imagen representa, con gran aproximación, los resultados obtenidos por un trader que sabe mucho de la Bolsa, pero que se pasa el día delante del ordenador actuando de manera imprudente tratando de batir al mercado.  Si te obsesionas con vivir del trading o las apuestas cualquier cuenta que gestiones acabará en la ruina.

 

Los brókers o casas de apuestas no necesitan hacer gran cosa para obtener ingresos cada vez mayores. Simplemente se ocupan de hacernos creer que es posible ganar dinero con el trading o las apuestas, en eso sí que son expertos. Se dedican fundamentalmente a vaciar los bolsillos de miles y miles de incautos que acuden cada día a estos negocios con la falsa idea de que así solucionarán sus finanzas. 

Ahora bien, no estamos aquí para hablar de lo que estas entidades sin escrúpulos hacen con el consentimiento de la gobernanza. Vamos a centrarnos en lo que sí depende de nosotros. Para ello, a continuación te lanzo 3 preguntas que, cuya reflexión, te harán tomar conciencia del grado de esclavitud al que tú mismo te estás sometiendo, para que consideres si es conveniente seguir por ese camino, o por el contrario, explorar otros mucho más prósperos y apacibles:

1.- ¿CUÁNTO TIEMPO LE DEDICAS AL TRADING O LAS APUESTAS?

Como ya habrás podido apreciar todos los días y a todas horas se producen movimientos en los productos cotizados (si no son las acciones o índices europeos, son los americanosy sino los asiáticos o las criptomonedas). También se producen eventos deportivos, partidas de póker y multitud de actividades de este tipo constantemente. Yo recuerdo que realizaba apuestas en partidos de la liga turca, la rusa e incluso al tenis de mesa (ping pong). ¡Siempre hay algo donde meter las narices!

Sinceramente, si le dedicas más de 1 ó 2 horas a la semana creo que esta actividad -tarde o temprano- podría acarrearte serios problemas. Por cierto, cuando digo 1-2 horas me estoy refiriendo al tiempo que empleas, tanto de obra como de pensamiento. Es importante que seas serio con este asunto, porque debes ser tú quien tenga el poder sobre este tipo de actividades y no al revés, al menos si no quieres convertirte en un esclavo del sistema.

2.- ¿EN BASE A QUÉ ACTÚAS?

Pregúntate si todas las operaciones y/o apuestas que realizas estás basándolas en una metodología concreta debidamente contrastada. A este respecto, es preciso mencionar que todo sistema que se precie ha de contener un plan de huida para no perder más dinero del que previamente has estipulado. Ten presente que los únicos que siempre tienen las probabilidades a su favor son los creadores de este tipo de negocios, por lo que te invito a que reflexiones si tus esfuerzos por encontrar un método ganador merecen tu atención.

Si por el motivo que sea (indisciplina, cansancio,…) más de un tercio de tus decisiones las tomas de manera descontrolada e irresponsable, creo que deberías alejarte de este tipo de negocios inmediatamente. Esto supone un claro síntoma de que sufres una patología, por lo que no sería nada saludable que siguieras ejerciendo esta actividad. Seguir enfrascado en algo que estás viendo que no fluye no es inteligente por tu parte. Si continuas en esa línea solo conseguirás agravar más el problema, pudiendo perder gran parte o la totalidad de tus ahorros, e incluso dinero de terceros a los que luego tendrás que dar explicaciones. Te lo digo por experiencia propia, es una situación muy desagradable y vergonzosa tener que contarle a un familiar o un/a amigo/a que has perdido su dinero. 

Cuando te alejes del trading y las apuestas por completo te darás cuenta de que dispones de más dinero y muchas menos preocupaciones. ¡Qué liberación!

3.- ¿CUÁL ES EL TAMAÑO DE TUS TRADES O APUESTAS?

Tu obsesión por recibir de una vez por todas los frutos que crees merecer te pueden estar empujando a poner en riesgo más dinero del que considerarías prudente si te pararas a pensarlo dos veces. Fíjate, cuando yo ganaba como empleado de banca unos 1.700 euros, realizaba operaciones en la Bolsa y apuestas deportivas en las que podía perder (y perdía) 600-800 euros en un día, a veces incluso más. ¿Crees que es proporcionado? ¿No crees que mi comportamiento estaba revelando algo digno de reflexión? En una mañana podía perder lo que había ganado en un mes de trabajo. ¿Tú eso lo ves normal? 

Sé que estás deseando ganar mucho dinero, te entiendo perfectamente. Has destinado muchas horas a este negocio y te sientes merecedor de una gran recompensa. No lo dudo, yo también me sentía así. Pero quiero que comprendas una idea muy importante: el dinero NO se encuentra en ese tipo de actividades, sino en desarrollar tus talentos y ponerlos al servicio de los demás (como empleado, como emprendedor o como tú consideres más oportuno). Verás como si te centras en potenciar tus capacidades los resultados tangibles (dinero) e intangibles (relaciones, satisfacción,…) van llegando solos. Y lo mejor de todo, sin necesidad de sufrir, más bien todo lo contrario, disfrutando plenamente de lo que haces. Ya nos lo adelantó el filósofo chino, Confucio, dedícate a realizar una actividad que te apasione y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida.

Cerrar menú