Inviertir en valores

¿Estás respetando tus propios valores éticos y morales?

La manera en la que gestionamos nuestro dinero dice mucho acerca del mundo que queremos ver crecer.

Hay muchas personas obsesionadas con lograr la independencia financiera haciendo trading en la Bolsa, comprando criptomendas, realizando apuestas deportivas o desempeñando algún tipo de actividad similar. Desde mi punto de vista y basándome en mi experiencia y en la de muchas personas con las que me he relacionado en mi carrera como trader y bróker de algunas de las más conocidas agencias de Bolsa de Europa, este enfoque acarrea un gran sufrimiento. La Bolsa es una aspiradora de ahorros brutal. Se trata de un negocio al que decidimos acudir voluntariamente para entregarle nuestro dinero, nuestro tiempo, e incluso en muchos casos hasta el ánima.

Gestionar responsablemente nuestro dinero implica conocer nuestra escala de prioridades y situar el ámbito de las inversiones en el nivel que le corresponde.

El Apóstol Mateo dijo «donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón». A mi entender, con esta afirmación se nos está invitando a reflexionar acerca de nuestros valores. Si consideramos que nuestra mayor riqueza es el dinero, estaremos centrando principalmente nuestra atención en esta área. Y no es que el dinero no sea importante, ¡ojo! No estoy diciendo eso. Pero estarás de acuerdo conmigo en que NO es lo más importante. 

Supongo que preferirás disponer de una buena salud, de unas relaciones sociales satisfactorias, de una profesión con la que te sientas pleno y satisfecho,… ¿Sí? Yo también prefiero todo esto. Ahora bien, quiero que tengas presente que no se trata de elegir entre esto o lo otro, la clave está en priorizar y colocar cada pieza en el sitio y la manera que le corresponda.     

Y… ¿Cómo priorizar?

Aunque a veces nos comportemos de manera egoísta, en el fondo sabemos qué es lo más importante. De manera que, si tomas una acción que está en conflicto con alguno de tus valores elementales (seas o no conscientes de ellos) lo más probable es que el desenlace no sea el deseado. Quiero decir, que cada vez que tomas un camino que no esté en consonancia con tus valores es muy probable que te choques. Y te digo una cosa, te vas a chocar tantas veces como sea necesario para que te des cuenta de que POR AHÍ NO.

Escúchate, amigo/a, y respeta tus valores.

.

 

 

Contacto:  (+34) 665 676 670

¿SABES QUIEN SOY?

Hola, mi nombre es César Antonio Pérez.

Cuando antes me presentaba únicamente utilizaba etiquetas con las que me identificaba en base a la profesión que ejercía (economista, trader, bróker,…). Mi obsesión por ganar dinero me llevó a cometer numeras imprudencias y a sufrir mucho durante unos largos e intensos años.

Acabé muy harto de todo ese mundo. A menudo me encontré con engaños, falsas ilusiones, decepciones, frustración,… Todo lo que un ser humano no le desearía a nadie, me lo estaba permitiendo para mí mismo. ¡Tiene narices!

Todo cambió cuando decidí respetar mi propio proceso de aprendizaje, y cuando de una vez por todas me comprometí a actuar de un modo responsable. 

El punto de inflexión en mis resultados se manifestó cuando me dejé en paz, cuando dejé de luchar. Me di cuenta de que no era necesario reinventar la rueda. Me propuse desarrollar un método sencillo que pusiera las probabilidades a mi favor y me conciencié de que la única manera de convertirme en un trader rentable era empezar por ser una persona feliz.

Lamentablemente todavía hay muchísimas personas atrapadas en este tipo de negocios. Negocios en los que como dice Emilio Carrillo «todo vale» y cuyo único propósito es ganar lo máximo posible en el menor tiempo posible, con independencia de las repercusiones o el impacto que esto pueda tener en otros o en la naturaleza.

Ser un trader responsable es algo más que abrir y cerrar operaciones en la Bolsa con la intención de sacar unos cuantos euros/dólares. Un trader o inversor responsable conoce estas dos premisas:

Si quieres contribuir a que otras personas, con las que te cruzas por la calle, que ni siquiera conoces, que te ven en una terraza tomando un café o haciendo deporte… reflexionar un poco acerca de todo esto que te cuento, estoy convencido de que vas a descubrir algunos aspectos que van a transformar tu vida por completo. 

Cerrar menú