HOLA,

Soy César Antonio

Soy profesor de Economía en Educación Secundaria y Bachillerato. Además, me dedico a investigar el comportamiento humano en la toma de decisiones financieras, así como a la prevención y detección de adicciones o patologías derivadas del juego irresponsable.

te cuento...

Desde el año 2.007 hasta el 2.020 trabajé como trader, bróker, apostador y formador de traders. Poco antes de terminar la Licenciatura de Economía, me sentí muy atraído por el mundo financiero. Durante más de 10 años me dediqué de lleno a estudiar el funcionamiento de los mercados cotizados y todo lo relacionado con el mundo del trading y las apuestas de todo tipo (casino, apuestas deportivas, póker, etcétera). Fueron años realmente muy duros.

Todo empezó la mañana del 5 de julio de 2.007…

Si en aquel momento hubieras estado a mi lado, habrías visto la pantalla de mi ordenador con el bróker abierto y más de 20 operaciones en rojo. Habrías podido escuchar a mi agente de bolsa al otro lado del teléfono preguntándome si había perdido la cabeza. Mi corazón latía a mil por hora. El aire de la habitación en la que me encontraba era muy cálido y apenas podía respirar con fluidez.

Perdí más de 2.000 euros en menos de 3 horas.

¿Y cómo me metí en este tinglado?

A principios del 2.007 cayó en mis manos el primer libro sobre trading. Me lo leí de una sentada (me resultó fácil porque estaba escayolado de una pierna y no podía moverme mucho de casa).

A los pocos días empecé a tontear con una plataforma demo en la que rápidamente obtuve muy buenos resultados. Me preguntaba para qué había dedicado tantos años a estudiar la carrera de Economía,… Entonces decidí empezar a operar en el mercado real.

No me dio tiempo ni a terminar un mes en positivo, a la tercera semana de trading en real y con un rendimiento a favor casi imperceptible, mi amígdala fue secuestrada y no pude controlar mi operativa. En aquel momento no entendí nada, no dejaba de darle vueltas a lo sucedido.

¿Te ha pasado alguna vez algo parecido? A mí me pasó unas cuantas veces más, es desgarrador…

Tras un duro y prolongado periodo de introspección e investigación profunda sospeché que mis fracasos se habían podido deber a mi falta de preparación emocional y que ese era el principal motivo por el cual estaba dando vueltas dentro de un mismo círculo, cometiendo una y otra vez los mismos errores de forma sistemática.

Entonces, comencé a practicar meditación, yoga, e incluso adopté el hábito de repetir un montón de mantras cada mañana para mantener una actitud mental positiva. Acudí a cursos y talleres sobre desarrollo personal y me leía prácticamente un libro de autoayuda a la semana. He de reconocer que todas estas prácticas me ayudaron muchísimo a conocerme mejor y a descubrir aspectos de la vida que hasta ahora había pasado por alto. Ahora bien,…

Cuando volvía a tener un contacto directo con el trading y/o las apuestas, mi comportamiento errático -tarde o temprano- volvía a aparecer. De modo que, seguía perdiendo más y más dinero, y más y más tiempo, además de experimentar cada vez un mayor sufrimiento.

Pero un día, el cual recuerdo con muchísimo cariño a pesar de que acababa de perder 10.000 euros más, sucedió algo que transformaría mi vida por completo. De repente, como si de una revelación se tratase, una pregunta inundó todo mi ser:

¿César, qué estás haciendo con tu vida?

En realidad, no fue la pregunta lo que me estremeció, sino la respuesta que en sí misma se contenía. Lo recuerdo como un despertar, un momento en el que me di cuenta de que todo lo que había hecho hasta entonces había sido fruto de una terrible obsesión. ¿De vedad tal propósito merecía mi alegría?

Comprendí con cada célula de mi cuerpo que esa lucha no tenía ningún sentido. En aquel momento, decidí abandonar por completo el trading y todo tipo de apuestas. Fue entonces cuando empecé a enfocar mis recursos en otra dirección, respetando mis propios valores y teniendo en consideración mis auténticas aspiraciones, sin dejarme influir por estímulos externos.

Gracias a esta decisión, comencé a experimentar una paz que no había sentido nunca antes. Hoy, me siento completamente renovado y liberado. Por ello, una de mis principales labores es ayudar a otras personas que se encuentren en un situación similar a la que yo me encontraba, o bien que puedan ser susceptibles de caer en la obsesión por el trading y las apuestas, a darse cuenta de que pueden construir un presente muchísimo más próspero y satisfactorio, sin necesidad de poner en peligro sus vidas.   

¿Te imaginas cómo sería tu vida sin tener que pasarte el día tratando de adivinar el futuro?

Te voy a ser sincero…

NO conozco ningún negocio menos gratificante y ruinoso que el trading y las apuestas. Estoy convencido de que si tomas la decisión de alejarte por completo de esos mundos, todo lo que notarás en tu vida serán mejoras. No me creas, en serio, ¡pruébalo unos días!  Lo vas a descubrir por ti mismo. Aunque sea por un momento, date el lujo de sentirte libre.

¿Quieres que imparta un taller en tu centro educativo?

Compartiré algunas claves para administrar las finanzas personales de un modo responsable. Abordaremos las consecuencias derivadas del juego patológico e investigaremos juntos acerca del comportamiento humano, con el ánimo de conocer mejor el funcionamiento de nuestro cerebro y de aprender a reconcer algunas señales que puedan estar indicando posibles problemas potenciales. Expondré algunos casos reales para que tomen conciencia de que se trata de un fenómeno real y lamentablemente en expansión, y proporcionaré algunos mecanimos de apoyo para su mejor compresión y resolución.

 

¡100% GRATIS!

Cerrar menú