¿PARA QUÉ ESTAMOS AQUÍ?

THE GIVING STREET es un espacio en el que aprender aspectos elementales NO académicos en un ambiente divertido y cooperativo. Acompañamos a jóvenes a hacerse más conscientes del impacto que tienen sus decisiones para sus vidas y para el mundo, invitándoles a reflexionar y a descubrir cuál es la manera más coherente y honesta de participar en esta experiencia humana.

¡Todo vale! Siempre que se mantenga un ambiente de cariño y respeto hacia el resto de la comunidad, todos los adolescentes pueden expresarse con total libertad, pues precisamente uno de los propósitos de esta comunidad es poder compartir nuestras vivencias y puntos de vista sin ser juzgados y sin condicionamientos de ningún tipo.

De dónde vengo...

Desde el 2007 me he dedicado al mundo de las inversiones en Bolsa. He trabajado como bróker, como trader y como formador de inversores. A lo largo de todos estos años me he percatado de que hoy en día existe un gran peligro en este sentido, ya que cada vez son más los adolescentes que se acercan a este tipo de actividades (Bolsa, criptomonedas, apuestas deportivas, casinos, póker, etcétera) creyendo que van a solucionar su vida dedicando su tiempo y dinero a ello.

La publicidad de las grandes entidades financieras y casas de apuestas, unido a la urgente sensación de necesidad, está llevando a algunos jóvenes por un camino que está repleto de sufrimiento. Conozco muchos casos de personas que han consumido muchísimo tiempo y dinero en este tipo de negocios sin obtener ningún fruto. De hecho, son muchos los que se han arruinado; han perdido su casa, el dinero de su familia e incluso hasta la alergía de vivir. Cuando alguien se obsesiona con este tipo de actividades su estado mental y emocional es sumamente autodestructivo. Por supuesto, esto influye en sus relaciones familiares y en cualquier otro ámbito (estudios, trabajo, familia, amistades, etcétera).

A dónde voy...

Para tratar de lidiar con esta problemática se han creado muchas asociaciones. Éstas han intentando cerrar casas de apuestas o suprimir anuncios en televisión, por ejemplo, pero a la hora de la verdad se ha conseguido muy poco. Creo que ha llegado el momento de no pedir soluciones fuera, de no depender de lo que otros -como el Estado o corporaciones sin escrúpulos quieran hacer-. Curar las heridas es muy beneficioso y necesario, pero creo que también es muy importante centrarnos en que la herida no se produzca, es decir, enfocarnos en lo que nosotros podemos hacer al respecto. Tenemos la oportunidad de ir al origen. ¿Y cuál es el origen? La educación, sobre todo la educación basada en vivencias.

THE GIVING STREET  promueve una educación consciente accesible a todos los adolescentes, para que en cualquier momento sepan decidir qué camino es el más favorable para ellos y para el resto de la sociedad. Una educación que les permita tener claro que pueden ser directores y creadores de su propia vida y del mundo que quieren ver florecer.

Nuestro compromiso es acompañar a los jóvenes en su evolución personal y profesional, porque queremos estar rodeados de personas que reconocen el valor de poner sus habilidades al servicio de los demás; seres humanos cada vez más responsables y libres.

Cerrar menú